El cáncer de colon y recto es el cáncer más frecuente en España y la segunda causa de muerte por cáncer en el mundo. La primera causa y más letal es el cáncer de páncreas. El cáncer de colon y recto es una enfermedad que se puede prevenir y curar, ya que durante muchos años este tumor es un pólipo que, si se detecta a tiempo, se extirpa de manera inmediata evitando así la aparición del cáncer.

Programa de cribado en cáncer colorrectal (CCR)

Los programas de cribado constituyen una herramienta efectiva para detectar lesiones en el colon de forma temprana en la población general. En la actualidad, se cuenta con dos pruebas de detección precoz: el test de sangre oculta en heces (SOH) y la colonoscopia.

La recomendación para el programa de cribado de colon es la realización de un test de sangre oculta en heces a hombres y mujeres de 50 a 69 años, con carácter bienal.

La detección de sangre en heces se basa en un análisis inmunoquímico. En caso que este análisis resulte positivo se completa el estudio con una colonoscopia para visualizar el origen del sangrado y poder prevenir el desarrollo de tumores malignos o la detección del tumor en estadios precoces.

La baja especificidad del análisis de sangre en heces da una tasa elevada de falsos positivos, lo que conlleva que se hagan colonoscopias no necesarias. Por ello el uso de biomarcadores para la detección precoz de la enfermedad podría solucionar las limitaciones de la detección de sangre en heces

Uso de nuevos biomarcadores en el cribado en cáncer colorrectal

Una prueba de cribado debe ser no invasiva, económica, reproducible y capaz de detectar lesiones premalignas con un alto riesgo de degeneración y CCR en fase inicial con una alta sensibilidad y especificidad.

En la actualidad, ninguna de las estrategias disponibles cumple estas características. Las exploraciones endoscópicas son más efectivas, pero invasivas y caras, mientras que las pruebas de SOH logran una disminución modesta de la mortalidad por CCR.

En este sentido se ha sugerido que la identificación de biomarcadores asociados al desarrollo de CCR y adenomas avanzados puede ser una aproximación útil para mejorar el rendimiento de las estrategias de cribado.

Diferentes estudios de investigación ponen de manifiesto la posible utilidad de nuevos biomarcadores en el cribado del CCR a partir de muestras fecales como:

  • La alteración del patrón normal de metilación del ADN en los genes CLEC11A, C13ORF18, KCNN2, ABCB1, SLC38A3, CD1C, IKZF1, ADCY1, CHR12133, RSPO3 y TWIST1
  • La determinación de los valores de M2-PK, una isoforma de una piruvato quinasa implicada en la glucólisis y sobreexpresada en el CCR
  • Los perfiles de expresión de miRNAs

Firma de microRNAS como método de cribado de CCR

Los microRNAs (miRNAs) son pequeñas moléculas de RNA endógenas (sintetizadas en la propia célula) con una longitud entre 19 y 22 nucleótidos de cadena sencilla y no codificantes (no contienen información que dé lugar a proteínas). Se sintetizan en el núcleo y realizan su función en el citoplasma

A principios de los años noventa se caracterizaron las primeras moléculas de miRNA, pero no fue hasta principios de la década pasada cuando se comenzó a identificar sus funciones en procesos de infecciones virales, respuesta inmune, homeostasis del colesterol y triglicéridos, y cáncer.

En los últimos años, una gran cantidad de trabajos han estudiado el papel de los microRNAs (miRNAs) en enfermedades humanas, y casi la mitad se centran en el área del cáncer. En este contexto, algunos miRNAs pueden actuar como oncogenes y/o como supresores de tumores. La identificación de la alteración de los perfiles de expresión de miRNAs proporciona una gran cantidad de información que cada vez cobra más importancia como herramienta en el diagnóstico, pronóstico y respuesta a terapias.

Sobreexpresión de los microRNAs en cáncer colorrectal

En referencia al cáncer colorrectal, un reciente estudio publicado en la revista Gastroenterology, demuestra la sobreexpresión de los microRNAs MIR421, MIR130b-3p y MIR27a-3p en muestras fecales de pacientes con cáncer de colon o adenomas avanzados (lesiones previas que pueden desencadenar en un cáncer). Por lo que esta firma de microRNAs podría ser utilizada como método de cribado no invasivo en la población general.

El estudio demuestra que la firma de miRNA encontrada distingue los pacientes con cáncer colorrectal o adenomas avanzados de aquellos que no presentan estas lesiones, lo que permitiría reducir hasta un 30% el número de colonoscopias innecesarias. Así, añadiendo el análisis de estos miRNA al test de sangre en heces se podría mejorar la efectividad y el rendimiento de los programas de cribado del cáncer de colon y recto en marcha en la mayoría de países occidentales.

Referencia

Referencia del estudio: Identification and validation of microRNA profiles in fecal samples for detection of colorectal cancer. Duran-Sanchon S, Moreno L, Augé JM, Serra-Burriel M, Cuatrecasas M, Moreira L, Martín A, Serradesanferm A, Pozo À, Costa R, Lacy A, Pellisé M, Lozano JJ, Gironella M, Castells A.Gastroenterology. 2019 Oct 14. pii: S0016-5085(19)41439-X. doi: 10.1053/j.gastro.2019.10.005.

Artículos relacionados

Los virus aliados contra el cáncer

Cáncer de páncreas, el más mortal y difícil de diagnosticar.

Exosomas tumorales: pequeñas vesículas, grandes vehículos.

Terapia CAR-T, revolución en el abordaje del cáncer

El perfil de expresión de miRNAs en la detección precoz del cáncer colon

Evolución de Leucemia Mieloide Crónica (LMC) en los 20 años de tratamiento con TKIs

Biopsia líquida: un nuevo test en sangre podrá sustituir a la Mamografía

El mejor amigo del hombre: los perros podrían detectar el cáncer con precisión