El antígeno HLA-B27 está asociado con una gran cantidad de enfermedades autoinmunitarias. Por ello es de gran importancia que la persona que tenga HLA-B27 positivo lo detecte de forma temprana. De este modo podrá tomar las precauciones y/o el tratamiento necesario.

La detección temprana de este antígeno permite un mejor pronóstico. Esto es debido a que se podrá realizar un control mucho más efectivo y precoz de las distintas enfermedades que pueden desarrollarse ante la presencia del antígeno HLA-B27.

¿Qué es el HLA-B27?

Antes de comprender qué es el HLA-B27 es fundamental conocer qué es el HLA en general. El HLA son antígenos que se encuentran presentes en la superficie de prácticamente todas las células así como en los leucocitos.

La función principal del HLA es distinguir los cuerpos o agentes propios del organismo de aquellos que son ajenos. De este modo, el HLA tiene la capacidad de desarrollar una respuesta inmune para combatir aquellos agentes extraños que puedan amenazar la estabilidad del organismo.

Por otro lado, el HLA-B27 también es un antígeno leucocitario humano de superficie perteneciente a la clase I y codificado en el locus B.

Sin embargo, a diferencia de los antígenos habituales, el HLA-B27 no consigue diferenciar entre los agentes externos y los propios. Como consecuencia se puede dar una predisposición a desarrollar enfermedades autoinmunes.

antígeno HLA-B27
Created for the National Cancer Institute, http://www.cancer.gov

HLA-B27 positivo

Para detectar la presencia del antígeno HLA-B27 es necesario realizar un examen o análisis de sangre. Por lo general, este tipo de pruebas se realizan cuando el médico sospecha que su paciente pueda padecer de espondiloartritis anquilosante, una de las afecciones más comunes asociadas al HLA-B27 positivo.

Si el paciente presenta dolor articular, hinchazón e incluso rigidez en las articulaciones, el médico, además de pedir el antígeno HLA-B27, puede pedir otros exámenes, como los siguientes:

  • Factor reumatoideo
  • Proteína C reactiva
  • Tasa de sedimentación de eritrocitos
  • Radiografías
  • Análisis de orina

También es habitual que esta prueba se realice antes de llevar a cabo un trasplante de órganos ya que es de suma importancia que los antígenos del donante sean compatibles con los de la persona que recibirá el trasplante para que el proceso tenga éxito. Asimismo, este análisis es requerido cuando se va a realizar una prueba de paternidad.

Los resultados normales para esta prueba es que salga negativo, ya que indica que no está presente en el organismo el antígeno HLA-B27. De ser positivo, quiere decir que, en efecto, el antígeno HLA-B27 está presente. Esto significa que se puede tener una predisposición a desarrollar enfermedades y/o trastornos autoinmunitarios.

No obstante, es importante recalcar que no siempre un resultado positivo es sinónimo de que se esté enfermo. De hecho, menos del 10% de las personas que son portadores del antígeno HLA-B27 desarrollan alguna enfermedad. Por otro lado, aproximadamente el 90-95% de las personas que padecen alguna de las enfermedades comúnmente asociadas a este antígeno, son HLA-B27 positivo.

Síntomas del HLA-B27 positivo

Tener HLA-B27 no significa necesariamente que se deban presentar síntomas, ya que como bien se mencionó anteriormente, menos del 10% de las personas que portan este antígeno desarrollan alguna enfermedad.

Sin embargo, en caso de presentar algún tipo de síntoma, estos suelen relacionarse con los síntomas de la espondilitis anquilosante. Por lo tanto, los síntomas habituales del HLA-B27 positivo son dolor e inflamación en las articulaciones y/o la zona lumbar.

Enfermedades habituales y/o relacionadas

Hay algunas enfermedades que están muy relacionadas a este antígeno y son bastante usuales. Entre ellas están las enfermedades espondiloartropatías seronegativas de las que aproximadamente el 60-90% de las personas que la padecen, son HLA-B27 positivo.

Estas enfermedades se caracterizan por presentar los siguientes síntomas:

  • Cansancio, fatiga y poca capacidad funcional.
  • Problemas y dificultad para conseguir conciliar el sueño.
  • Dolor en las articulaciones y dolor periarticular.
  • Articulaciones rígidas y con poca movilidad.
  • Dolores en el glúteo alternante.
  • Rigidez, poca movilidad y dolor en la zona cervical, lumbar y dorsal.
  • El dolor en la espalda mejora mediante la actividad física y empeora cuando se está en reposo.

Si bien estos son los síntomas que se presentan en las espondiloartropatías seronegativas de manera general, es importante conocer las enfermedades específicas y sus síntomas. Entre algunas de ellas se encuentran las siguientes:

Espondilitis anquilosante

La espondilitis anquilosante es una enfermedad autoinmune en la que se inflaman y endurecen algunas articulaciones. Esto ocasiona un gran dolor en la persona que la padece y reduce su movilidad. Por lo general, las zonas más afectadas son la lumbar y cervical, no obstante, también puede afectar las rodillas, las caderas y otras zonas.

A causa de esta enfermedad, es posible que tanto el iris como la úvea se inflamen. Otros órganos también pueden verse afectados como los pulmones, el corazón o los riñones. Es importante resaltar que la uveítis (inflamación de la úvea) es una de las complicaciones más usuales en esta enfermedad.

antígeno HLA-B27

Artritis reactiva

La artritis reactiva es una enfermedad reumática que, habitualmente, comienza con una infección gastrointestinal o genitourinaria. Entre algunos de sus síntomas se encuentran la inflamación de la uretra, inflamación de la entesis, de la úvea o las articulaciones sacroilíacas. También es usual la conjuntivitis, la artritis y lesiones mucocutáneas.

Además de los síntomas anteriormente señalados, es posible que se presenten algunas afecciones dermatológicas. Estas se tratan de pápulas serosas que pueden aparecer en las palmas de las manos o en las plantas de los pies. Aunque es menos frecuente, también pueden aparecer en el cuero cabelludo, las uñas y en el tronco.

Artropatía psoriásica

Asociada a la psoriasis, la artropatía psoriásica se caracteriza por la inflamación de las articulaciones. En consecuencia, es posible que se originen deformaciones y pérdida de movilidad en las articulaciones afectadas. La artritis psoriásica puede darse en las articulaciones de las extremidades, en las manos, columna, pelvis y demás.

Al tener una estrecha relación con la psoriasis, podría pensarse que obligatoriamente la piel también se ve afectada. Sin embargo, no en todos los casos esto ocurre, ya que si bien alguien tenga problemas en las articulaciones, no necesariamente presenta problemas en la piel. No obstante, es posible que esta se desarrolle después o bien, nunca suceda.

Artritis enteropática

Por su parte, la artritis enteropática se relaciona con enfermedades inflamatorias en el intestino como puede ser la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn. Entre algunos de los síntomas más habituales de la artritis enteropática se encuentran el dolor en las articulaciones y el dolor abdominal.

También es frecuente que se presente una inflamación articular, se produzcan diarreas y la forma en la que se absorben los alimentos se vea alterada. Otras enfermedades asociadas a la artritis enteropática son la enfermedad de Whipple, la artritis colágena, la que está asociada a la enfermedad celíaca y la artritis asociada a anastomosis intestinal.

Tratamiento del HLA-B27 positivo

No existe un tratamiento general para el HLA-B27 positivo, ya que está relacionado con diversas enfermedades. Por lo tanto, resulta de gran importancia que el médico determine la enfermedad que el paciente padece para poder proceder con un tratamiento específico.

Sin embargo, en su mayoría, el tratamiento para las enfermedades asociadas al antígeno HLA-B27 es bastante similar. Este incluye la receta de antiinflamatorios y analgésicos, metotrexato y una fase de rehabilitación.

Por todo lo comentado anteriormente es fundamental señalar que la detección temprana del antígeno HLA-B27 ayudará a que el pronóstico del paciente mejore. Una pronta detección es sinónimo de un pronto tratamiento que permitirá hacerle frente a la enfermedad de manera más efectiva.